Individualidad solitaria

De pronto recuerdo un chiste que me da mucha gracia, tanto que no puedo evitar reírme en voz alta.

Miro alrededor como para explicar mi ataque de risa, pero de antemano sé que no hay nadie.

Entonces mi risa se torna nerviosa y me pregunto que es más gracioso, si ser quizás el último hombre vivo en la tierra o poder contarme un repertorio completo de chistes malos y reírme aun así de cada uno de ellos.

Regreso a casa de las calles vacías invadidas por el silencio que aturde a los ausentes, miro el reloj con esa rutinaria costumbre que ya no tiene razón, el tiempo en sus manecillas está detenido al igual que la vida en las calles de la ciudad.

Puedo sentir esa Individualidad solitaria

Anuncios

~ por Jack en diciembre 17, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: