Rápida Pasión

609735927ee69ef26bmc2Solos en el vagón del metro, sin compañía, nadie que detuviera nuestros instintos.

Tan hermosa, tan ilógico, tan virginal.

Ella no dejaba de mirarme a los ojos, yo…, bueno yo simplemente pensaba en vivir.

Así es, vivir el momento.

Nos acercamos lentamente sin perder el contacto visual hasta que fuimos despojados de todo control, perdidos por el deseo y la lujuria.

Mis manos no dejaban de jugar con su cuerpo, ella no quería dejar de jugar.

Me besaba sin permitirme decir nada y siendo sincero no quería hacerlo, no deseaba separarme nunca de su suave piel, de su aroma tan celestial y esa ternura que me hacia sentir. No recuerdo la ropa que traía puesta, lo que si recuerdo es el lunar en su espalda, lo sensual y húmedo de sus labios y los deliciosos sonidos que emitíamos los dos.

Al cabo de un tiempo me percate de que el metro no se detenía nunca, pasábamos a toda velocidad por los andenes de cada estación de esta ciudad. Mientras más caíamos en nuestra pasión mas rápido avanzábamos.

A pesar del miedo que sentimos por el hecho de jamás detenernos, ahora viajamos por toda la ciudad sin parar.

Anuncios

~ por Jack en diciembre 9, 2008.

Una respuesta to “Rápida Pasión”

  1. o.O no coment… realidad o ficcion?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: