El RECINTO

Dormitorios oscuros y ventanas que miran el silencio de la noche.

Un cristal roto y puntiagudo, un poco de sangre en el suelo.

Criaturas que se esconden en las sombras para no ser atrapadas.

 

La noche resiste a la extinción mientras los seres alados recorren los cielos

Busco la puerta que me saque de este raro, oscuro y marchito lugar.

Solamente dejando de pensar puedo escapar y regresar.

 

De vez en cuando me mira el dueño del recinto y no hace nada.

Ese ser es muy parecido a la figura que se asoma en el reflejo.

Solo que él siempre muestra su oscura sonrisa.

 

Todas las puertas son diferentes pero en su interior contienen lo mismo.

Cuartos vacíos con ventanas para ver el cielo nocturno.

Olor de madera podrida que marea al ser olfateado.

 

Olor a muerte que no me gusta.

Olor que me sigue

Ese es mi propio olor.

Anuncios

~ por Jack en mayo 19, 2008.

2 comentarios to “El RECINTO”

  1. Es una gran dcripciòn de lo que serìa la muerte en la vida de alguuièn que se suiciida para encontrar su libertad.

  2. Los detalles del lugar son escalofriantes,un lugar tan solitario donde no se ubica el tiempo ni si el personaje esta presente o solo se descubre el lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: